Palabras sólo palabras


Inicio Siguiente

 

ESTO SON SÓLO PALABRAS.
PALABRAS expresión falsa y arrogante que surge de forma improvisada o premeditada, que surge de
forma fluida y agradable de tu boca.

Tus ojos atentos y expresivos indican vida, vida oculta y oscura, vida que absorbe o intenta recortar la
mía.

Tus labios arqueados con dientes blancos y perfectos, los tienes perfectos de acuerdo a la tendencia
actual, chica tu vales. Pones imagen atenta y me muestras interés; en el fondo deseas inducir
conductas, deseas generar en mi interior sensaciones y estímulos ajenos a la realidad de mis
circunstancias, ajenas a mi yo, fuera siempre de los limites libres de la existencia pura, de la
contemplación simple, sencilla y armoniosa de la creación, de la que soy y a la que pertenezco.
Frente a tus palabras, deseo la esencia de la vida; recoger materia con su nulidad, su simpleza, su
mera humildad, su escaso poder de convicción; poner ante tu presencia mis ansias de libertad, mis
deseos de vida.

Es ir contra corriente, luchar contra ti y contra mis propios deseos de ser más que tú.
Frente a tí y a tu modo armónico, al lado de tu belleza programada, inculcada, imbuida y por ti
admitida; se deja ver este nuevo proyecto, esperándote y diciéndote en cada elemento se tú, puedes
ser tú, al igual que yo estoy aquí y soy yo… sólo yo.

Tu posición segura, serena, altiva y hasta graciosa y sutil; todas tus palabras simples, bien situadas y
dichas en tiempo oportuno, casi prudentes, me generan tal inquietud, que de forma predeterminada
a priori, o de forma inconsciente, crea en el interior espirales de humo, inquietudes en mis deseos … y
en mis voluntades.

Eres absurdo, incoloro, neutro y hasta detestable. Olvídame. Tu guerra no es mi guerra, tus razones y
argumentos ya no convencen, tu eje del mal esta descentrado, no refleja simétricamente la realidad
libre de la existencia, el bueno, el Salvador ya llego; despierta de tu aletargo contempla la obra,
dialoga con las propias palabras; contempla; contempla como el sol sale y calienta y a la sombra de
tus alas canto con jubilo.

También todo esto que escribo son palabras.

Palabras, sólo palabras inconscientes de la dualidad entre el yo interno, los sentimientos y las
sensaciones, y tu expresión motivada por una conducta ya orientada, con tendencias impuestas a
mostrarse siempre en una dirección.
¿te crees bueno?… bueno sólo es Dios.
Tus expresiones y conductas tus apariencias y comportamientos exteriores, reflejan la tensión, la
frustración y la caducidad de un continuo y constante vivir anclado, atado y esclavo de una imagen,
que de tanto reproducir acaba pensado, creyendo y deseando el papel que muchas veces inducido
e impuesto te ha tocado vivir.

También todo esto son palabras y sólo palabras.
La obra es la obra y sólo la obra, sin palabras, en estado puro, claro y limpio.
Este nuevo proyecto es un encuentro casual; se coloca ante ti, ante tu mirada para ser ella dentro de
ti, quiere que la poseas y poseerte, mantenerse dentro de tu mirada, dentro de tu mente y dentro de
ti, estas palabras generan más palabras, expresiones, estímulos e intuiciones que desde tu libertad
surgirán al exterior.

Sigue->

Inicio Siguiente