Proyecto Artístico: ARTOS DE HARTE

 

UNO POR UNO EN UNO

Artos de Harte
Uno por uno en uno ________________________

Encuentro Casual III

Ramón Garrido Martínez

Encontrarse con el arte actual en los centros de educación de la institución SAFA

 

 

Mostrar la obra de forma inesperada, encontrarse con ella, dejarse seducir.

 

Es como esa mirada que, sin darnos cuenta, sentimos que nos mira, o mejor, somos nosotros los que miramos y desde dentro, en lo profundo de nuestro ser sentimos que algo cambia el sentido de la rutina del día, y se genera dentro de nosotros sentimientos, emociones, sensaciones.

 

Es el momento de que el arte actual genere esos estímulos en el interior del hombre; hay que dejar la pasividad y el tedio que mueve nuestra existencia y nuestra vida.

 

Hay que dejar fluir el tiempo en nuestro interior ajeno al mero entretenimiento de dejar pasar la vida y nuestra existencia. Vivir solo en el consumo, solo en la vaciedad de la nada, es una existencia sin sentido.

 

Vivir sin valores, sin motivaciones sociales, sin estímulos de vida y sin amor; una vida solo de cara a la vanidad de ser, con el deseo de tener sin fin……. no merece ser vivida.

 

¿Es posible educar a las nuevas generaciones, transmitirles la vida cuando todo el exterior se mueve con signos apáticos de indiferencia?

 

Una sociedad saciada de todo y llena de todo es una población que no tiene nada. Pero en el interior de la juventud existen deseos de búsqueda.

 

La juventud busca, no llega a saber qué, pero busca y ese ansia de búsqueda, esos años de acción, de estímulos, ideales, de inconformidad... ese es el público que demanda ahora la obra, y con el que el Monecillo y dos más desea actuar.

 

La obra quiere ser vista, quiere ser sentida y contemplada, quiere sentir que los ojos del deseo y del desprecio de esta población se centran en ella, se ríen de ella, la juzgan, la sentencian, la envidian, la asumen o la rechazan.

 

 

La obra necesita mostrarse abiertamente en los centros destinados a la educación. La obra necesita gritarle a los jóvenes en formación, con independencia de su edad, comunicarse con ellos y decirles que existen, que son importantes, que tiene sentido su existencia, que hay más que pasar el tiempo, que hay más que seguir los esquemas impuestos, que existe su vida, que el hecho de existir es lo bastante para ansiar vivir plenamente desde el amor y la libertad.

 

La sociedad saciada de mensajes falsos, usa las palabras y los signos de la comunicación para transmitir esquemas y estereotipos pensados para trasformar las mentes, mecanizarlas y quitarles la posibilidad de decisión propia; la posibilidad de poder ser un individuo con criterio propio, con espíritu propio, con ser propio.

 

 En esta sociedad donde todo está orientado estatutaria y legalmente; en esta sociedad … ¿Qué es el Amor?, ¿Qué es la Libertad?. ¿Es posible definirlos, delimitarlos con frases ya establecidas por el pensamiento de otros, con ideas geniales de otros? NO.

 

No deseamos coartar la libertad individual con las palabras; refiero la presencia, el tacto, sentir tu calor, sentirte cerca, tocarte… Prefiero sentir tu ausencia cuando no estás y pensar que si tu dolor a mí me hace sentir y tu alegría me satisface, pienso que puede ser, que dentro de mí en algún lugar escondido, desde el fondo de mi ser y de mi corazón, es posible que frente a mi egoísmo, brille algo de amor, amor eso sí, y soy consciente que interesado... Algo es algo.

 

Cuando todo me condiciona desde mi nacimiento hasta el tener que mostrar este proyecto con palabras ¿falsas? ¿hipócritas?, palabras que dicen lo que son, o no son … ¿Qué te estoy trasmitiendo, lo que es; o solo justifico lo que no siento? ¿Acaso soy Libre? ¿Qué es la libertad?

 

Te miro a los ojos, me dices que me quieres, yo lo creo soy feliz. Pero tras tu mirada dentro de tu cabeza, de esa forma cercana a la esfera, algo alargada, en ese mundo que dicen que está lleno de neuronas...¿Qué hay?, ¿Qué se genera? Cuando te ríes de alegría ¿No será tal vez de mí? Dime la verdad.

 

La sociedad que todo lo absorbe ha convertido el arte en un signo más del consumo, de la venta, del marketing, de la imagen; un signo que potencia el ser, ensancha la vanidad y nos aleja de la verdad de la vida ....eso ¿Es la verdad del arte?

 

La verdad os hará libres.

 

Tras más de treinta años de búsquedas, de experimentación, de desarrollos continuos y trabajo incansable en el campo del arte actual, con planteamientos y proyectos que se han mostrado en museos, fundaciones y galerías, quiero con la obra hacer este encuentro casual con los jóvenes de todas las edades, que se están formando con inquietud, con ansias y deseos de experimentar en su vida, la verdad del amor y el sentido pleno de la libertad, en los centros de la institución SAFA. Para ello con “el Monecillo y dos más “ desacralizo la obra de arte, y muestro la realidad del trabajo del artista, para que con la obra y desde los campos de trabajo que libremente generen los educadores, la población docente de los centros SAFA generen una dinámica de formación integrada entre las diferentes disciplinas.

 

Acercarle el arte, la vida, la cultura; mostrar la realidad de la existencia del Hombre a los jóvenes en sus diferentes posiciones de formación, desde los más pequeños hasta los universitarios de magisterio.

 

El Hombre siempre el hombre siempre el ser humano todo por el hombre por su sentido, su existencia, su felicidad.

 

Es una obra para ser vista por preescolar, por alumnos de primaria, por alumnos de secundaria, por bachiller, por universitarios... Todos y cada uno de ellos en función de su existencia, de su historia de su experiencia de vida establecerá su dialogo con la obra. En cada interior se crea una vinculación, unas dudas, unas ilusiones libres que invitan al descubrimiento de la materia, del objeto, de su ser propio e íntimo. Considerar la materia, el ser del que estamos hechos, incentivar la contemplación, motivar dudas inquietudes, potenciar las búsquedas.

 

Una obra para ser trabajada por los niños, muchachos y hombres si ellos quieren, si les apetece si la desean... porque ella se deja querer. Ella se sitúa en nuestro camino y si al verla nos motiva disfrutaremos junto a ella, podremos alabarla, criticarla, amarla y despreciarla; si surge el sentimiento y se despierta la emoción, la obra ha cumplido su sentido.

 

Todo es búsqueda y con la búsqueda en los centros SAFA les llegará el encuentro.

 

Mostrar la obra; hacer que la obra se vuelque y se vacíe en este campo tan importante de la sociedad. Esta población en edad de aprender, con ansias de búsqueda, ávida de encontrarse consigo mismo y con los demás; y donde todo lo que se les muestra, todo lo que se les trasmite desde los medios sociales, los medios de comunicación y los políticos; todo lo que oyen carece de base para dar pleno sentido a su existencia.

 

Todo libre, fomentar la cultura del respeto, confiar en la juventud, dejar la obra al alcance de la mano, desde la responsabilidad, sabiendo que es posible que desaparezca, pero aun si algo desaparece y se pierde, sabremos que cumplió su fin. Su ser, su alma y su vocación fue generar en quien la vio la satisfacción del hecho de lo prohibido.

 

Esa es la verdad, esa es la libertad, esa es la obra, sobre la que realizar cada cual sus propias reflexiones y obtener sus propios conceptos. Es un proyecto integrador que se desarrolla dentro del campo de la filosofía, de la geometría, de las nuevas tecnologías, del arte plástico, de la literatura y la lengua, de la religión, de la historia del arte……

 

SAFA, con este proyecto cumple uno de sus misiones dentro de la docencia, trabajar de forma integral entre las diferentes disciplinas y formar a los jóvenes desde el amor y la libertad.

 

GARRIDO MARTÍNEZ