FERNANDO MARTIN MARTIN

UNIVERSIDAD DE SEVILLA

...El artista ubetense Ramón Garrido, a lo largo de su quehacer ha demostrado poseer una especial sensibilidad para hacer del objeto cotidiano en desuso, y sobre todo de la pieza industrial extraída del arsenal de la carpintería metálica, un ejercido creativo como metáfora de reflexión. "Objetos arqueológicos rescatados de la crueldad del consumo, de la violencia racista de la producción, se centran en una base cuya trayectoria los deja atrapados en él espacio, dentro de una línea espiral con final mudo. Es el vació de la araña sin trama, sin posibilidad de desarrollo al torsionarle de forma empírica, cada una de sus extremidades".

Estos párrafos, escritos en cierta ocasión por el autor, entre poéticos y reveladores de un sentir ante las cosas y su destino, indican no sólo la filosofía que subyace en su propuesta, sino la coherencia existente en su trabajo. En este sentido, no conviene olvidar que la profesión de Ramón Garrido es la de arquitecto, una facultad que le ha familiarizado con el vasto repertorio constructivo en sus variadas características morfológicas y tipológicas. De ahí que fundamentalmente la materia prima de su sobras la compongan tuercas, clavos, carretes, tubos, gomas, maderas, etc., objetos creados por el hombre con una función precisa que, bien sin perder su naturaleza formal y textural, bien desgastados por el uso, cobran a partir de su manipulación un nuevo significado.

Ramón Garrido plasma su "relato" disponiendo varias filas de tableros de madera encima de borriquetes, tableros divididos por lo general en doce segmentos simétricos en línea. No son esculturas, sino adiciones de objetos cuya unión arbitraria ofrece una lectura de asociaciones ambiguas.

volver a prensa