"Espacios y cosas" en el Colegio de Arquitectos

El arquitecto ubetense Ramón Garrido Martínez ofrece hasta el 9 d enero en el Colegio de Arquitectos de Jaén una exposición titulada "Espacios y cosas". El arquitecto muestra objetos inservibles que, de alguna forma, recogen los fracasos y la capacidad inventiva del género humano. Asimismo, refleja que a pesar de las falsas apariencias exentas de felicidad está invadido por un sentimiento de frustración y un comportamiento mecánico y vano que lo conduce al vacío.

ACTUALIDAD:

La última obra plástica del artista Ramón Garrido Martínez se puede contemplar hasta el día nueve de Enero en la sala de exposiciones del Colegio Oficial de Arquitectos de Jaén

El arquitecto ubetense Ramón Garrido Martínez, expone el proyecto Casualidad-Casualidad, lo último de su obra artística. Esta exposición es una muestra itinerante, que según su autor, pretende denunciar a la sociedad la mascara de hipocresía, risa, solidaridad e ilusión, que muestra fíente al agotamiento, la frustración, la ansiedad y la insatisfacción que vive.

La obra de marcado carácter religioso, frente a lo útil, lo rentable, lo económico y lo productivo en que ha centrado su existencia, invita a la contemplación, cuestionándose las bases en las que se asienta la sociedad moderna.

Bajo el epígrafe de arqueología de los objetos, mostramos los comentarios que hace a la obra, el critico y artista sevillano Antonio Damián.

Arqueología de objetos

-¿Por qué una persona gasta su tiempo en rescatar objetos que han sido desechados para su uso? ¿Es que acaso el arte es una carrera de ideas ingeniosas que pretenden tomar el pelo al público? Y la pregunta que resume las dos anteriores: ¿Puede un artista utilizar todo su tiempo, tan solo en engañar a los demás?

Es evidente que no parece razonable. Entonces, ¿Por qué la mayoría de los espectadores tienen la sensación de que se están riendo de ellos? Quizás sea porque intentan utilizar unos juicios previos para la comprensión de la obra de arte que no siempre son aplicables.

Muchas veces para la comprensión de una obra, bastaría tan solo con eliminar conceptos que tenemos adquiridos en nuestra formación cultural, eliminar esos perjuicios que tanto entorpecen la comprensión de una realidad siempre cambiarte. Por eso este texto debería explicar que cosas no son estas obras que Garrido muestra al público, pero esto daría lugar a una presentación demasiado extensa y nos alejaría del concepto que considero más importante: la estrategia irónica sobre el «ser/ o no sen», el «estar / no estar ahí». Es importante el fragmento de la obra "de la seducción" de Jaén Bavobillard:

«... no consiste en la apariencia simple, en la ausencia pura, sino en un eclipse de la presencia. Su única estrategia es: estar/no estar ahí, y asegurar una especie de intermitente, de dispositivo hipnótico que cristaliza la atención fuera de cualquier todo efecto de sentido, la ausencia seduce a la presencia.»

Este texto nos da algunas pistas acerca del juego esgrimido por Ramón Garrido en su selección de objetos, los cuales no sólo no están en el lugar para el cual fueron fabricados, sino que además ocupan el que le correspondería a otro tipo de objetos que comúnmente damos en llamar artísticos.

Aquí se establece un juego de apariencias y ausencias comparable a la célebre escena final de la película «La dama de Shanghai», en la que dos personajes intentan dispararse en una cesta de feria repleta de objetos, que confunden la realidad con la apariencia, necesitando matar múltiples veces la imagen virtual, la ausencia de ser un objeto del deseo que en este caso se convierte en deseo mortal.

Cuando Garrido encuentra esos objetos, se transforman por la decisión del artista, pasan de ser un objeto desechado, para convertirse en un signo de nuestra vida contemporánea, del sufrimiento, la frustración y el agotamiento del ser.

Antonio Damián

volver a prensa