Volver a Textos

 

Rafael Abolafia

Cultura Diario Jaén. 23, enero, 2002

 

UN NUEVO EQUILIBRIO

El artista ubetense Ramón Garrido presenta en Cáceres la exposición con sus nuevas obras, en las que refleja un mundo lleno de tensiones y contradicciones

texto Rafael Abolafia

foto Rafael Casas

Un lenguaje personal y de nuestro tiempo. El pintor ubetense Ramón Garrido Martínez presenta en la Sala de Exposiciones de la Caja de Extremadura en Cáceres su nueva colección de pinturas. Se llama "Ofrenda" y es un conjunto de obras con un soberbio sentido metafórico sobre la creación o la vida. Ante estas obras, casi todas procedentes de materiales desechados del uso para el que originalmente fueron concebidas, es sorprendente cómo han tomado una nueva identidad sin perder la corporeidad que las definía. Se reafirma así el viejo aserto de que la materia no se destruye, sino que se transforma.

Y en este caso se transforma por la mirada atenta y creativa del autor que cala en cuanto de expresión simbólica tiene cada objeto, por lo que la hace brotar en obra de arte, una obra de arte que pertúrbala mirada, a la par que agita la conciencia puesto que sitúa al que mira en presencia de otra presencia.

Ramón Garrido considera que el cambio de siglo ha sido un buen momento para reflexionar sobre las manifestaciones o incidencias que los acontecimientos de la vida han generado en su obra artística: "Considero que se cierra, no ya por cuadrarla con la fecha, sino por la madurez de los desarrollos y el afianzamiento en las posturas, una etapa para mí muy importante en el mundo del arte, un equilibrio lleno de tensiones y contradicciones, pero equilibrio en sí que me impulsa a nuevos desarrollos, nuevos esquemas y nuevas metas", asegura el pintor ubetense.

La obra de Ramón Garrido surge del intento y la necesidad, no de poner orden, sino de situarse en el desorden. Ofrece las más contradictorias y entrelazadas formas de las cosas, del mundo y nuestra propia hora.

 

 

comienzo de página